miércoles, 9 de mayo de 2018

CARTAGENA: EL LIBRO DE GRAMATICA ESPAÑOLA


PASATIEMPO

Cuando éramos niños
los viejos tenían como treinta
un charco era un océano
la muerte lisa y llana
no existía

luego cuando muchachos
los viejos eran gente de cuarenta
un estanque un océano
la muerte solamente
una palabra

ya cuando nos casamos
los ancianos estaban en cincuenta
un lago era un océano
la muerte era la muerte
de los otros

ahora veteranos
ya le dimos alcance a la verdad
el océano es por fin el océano
pero la muerte empieza a ser
la nuestra
Mario Benedetti

CARTAGENA

Será por 1965, cerca el Parque Centenario, sobre la quinta calle oriente, queda, todavía, la Escuela Francisco A. Gamboa, en esa época se distinguían, número 1 turno de la mañana y no. 2 por la tarde. 

Yo estudiaba en la no. 1, quinto grado y el lugar me quedaba a dos cuadras y media. (200 mts), las caminaba alegre o distraído, la señorita Pacas, una excelente maestra, además muy estricta y amorosa no impartía, esa educación tan rica en conocimientos.

Los días eran tranquilos y mi infancia y preadolecencia transcurría entre la escuela y el parque centenario (básicamente mi  casa), donde se desarrollaba toda la película. Allí entre juegos y aventuras crecía y se desarrollaba la existencia.

Este hecho fue un preámbulo de las lecciones de la escuela  sublime e importante de la vida, como una materia algunos la pasan con 10 y otros aplazamos y la mayoría pasamos raspaditos.

 Encontrarme por sorpresa y sin decir “golpe avisa” y de primas a primera con el “bajo” mundo. 

Era Cartagena, un joven moreno, delgado, alto para la norma salvadoreña, y tendría es esa época 15 años, los cual lo presentaba mayor para los alumnos de quinto que andarían por los 11, yo apenas cumplía los 10.  

Este muchacho era un poco lento para el estudio, un poco rebelde, desaliñado, faltaba con frecuencia, se sabía que vivía por la zona de la 22 calle o calle Castillo, y llamaba la atención porque la mayoría de esos lados estudiaban en la Esc. Chile, además era zona peligrosa  y abundaban los salones y burdeles, tanto que muchos cipotes que estudiaban por allí eran “Hijos de puta”, lo que no desmeritaba su condición de jóvenes alegres y con sueños. 

La Chile además de grande, tenía fama de violencia y la Gamboa de una escuelita marginal, pequeñita, pero con un cuerpo de maestros muy dedicados, dirigidos por la dulce Doña Ángela Viuda de Meyer y bajo la férrea disciplina de la señorita Teresita, acompañado por un cuerpo de maestras que eran unos apóstoles para la enseñanza.  

A veces, el ser buen alumno o ser mimado por las señoritas maestras, trae consecuencias negativas, pues se gana el recelo o celos de los compañeros y más de alguna envidia. (Además de las consecuencias en la autoestima deformada que tenés que andar cargando por el resto de tu vida, buscando quien te mime, ja ja ja ).  

En fin ser el que declama la poesía del día de la madre,  la oración a la bandera, cuando toca el turno al grado y presentar al grado en la escuela te hace foco o foquito del resto de los compañeros, los cuales te admiran, te joden, te respetan o te chingan.

El caso que a veces llevaba el libro de Lengua y Liteatura Española, el cual había aparecido en el cuarto, quizás desde antes que naciera, no recuerdo ni para qué, llevaba el libro a la escuela, quizás para apantallar, o para hacer bulto, pues en aquella época se estudiaba con un solo texto y la matemática de Don Aurelio  Baldor que te sacaba entonces y aun ahora canas verdes, ( puta, eso de la regla de tres compuesta, etc. ) en fin  y sin darme cuenta un día el libro se me perdió, el asunto era serio, pues en el cuarto de mesón – habían tan pocas cosas- donde vivía iba a faltar el libro y mi mamá posiblemente me castigaría al no dar explicación de la pérdida, provocando un severo lío para mí.

Desde esa época pintaba a ser un despistado de primera, pues no sabía si lo había dejado olvidado, si lo perdí en la escuela o si me lo habían robado. Ya me había pasado en tercero que dejé los cuadernos en la acera del parque para llenar el bolsón de semilla del árbol de conacaste, como ya les he contado.

Viviendo con esa zozobra, iba transcurriendo el tiempo, socando que mi mamá no me preguntara por el libro y pensando en las explicaciones que tendría que rendir.  

Un mediodía ya para salir de la escuela, se me acercó Cartagena y me preguntó ;- Hey Milton, vos has perdido un libro, vea?.  Respondí: - Sí,  él: - A pues, mira unos cipotes de la tarde lo tienen, pero quieren que les paguen dos pesos,  (dos colones en ese tiempo, si me daban 5 centavos diarios, era lo de 40 días), es decir una fortuna.  

Al principio me alegré, pues no estaba perdido el libro, después me afligí, pues como conseguían las bolas con el reducido presupuesto que manejaba, y sin pensar en la veracidad o no de la historia.

Como pude gavetiando, prestando  y recogiendo por allí y or allá, al cabo de varios días, conseguí un colón, pues cada día Cartagena me preguntaba con insistencia si había conseguido el pisto, con la advertencia que no le dijera a nadie, porque si no se perdía el libro. Así que le dije que solo tenía un peso, a lo que él, quizás cansado de preguntar (la verdad es que era parte del trinquete), aceptó el peso y me devolvió el día siguiente el libro, quedando que le iba a estar abonando hasta completar el monto, pues me dijo que los “de la tarde”, estaban encachimbados y que por él habían accedido a devolver el libro.

Tanto fue el agradecimiento y los buenos oficios de Cartagena, que de allí se convirtió en mi más fiel defensor cuando de golpes se trataba, mejoró en los estudios pues compartimos deberes y hasta nos acercamos físicamente en el salón, pues él adelanto unas filas de pupitre para estar cerca de mi puesto en la primera fila  (claro, lo hizo al modo más típico y el que dominaba y conocía, es decir,  amenazando al otro cipote).

En fin, recuerdo haberle conseguido una peseta más (0.25 de colón) y allí “murió la flor”, no recuerdo con exactitud si terminó el año, creo que no, pues cada vez fueron más frecuentes sus ausencias…..ese muchacho moreno, con el pelo sobre la frente, más alto que delgado, en fin desapareció del mapa.

PASARON 7 AÑOS

Allá por los 70’s, vagando donde las putas, cerca del Cine Avenida. Yo, Andaba con el chino Gilberto y otros cheros, deambulando viendo la mercadería, me pareció ver a Cartagena, con otros dos jóvenes, con toda la pinta de ladrones salteadores, es decir, lerfis.

 Nos encontramos, cruzamos miradas, al principio retadoras, el intercambio de miradas se volvió en un flash que encendió los recuerdos y en segundos recorrimos el tiempo que compartimos, me alegre verlo de nuevo y quize saludarlo, sin embargo las circunstancias eran de otra naturaleza, era la ley de la calle. 

Después las miradas se convirtieron en de respeto mutuo y cada quien siguió su camino, el chino Gilberto y los otros cheros ni cuenta se dieron que ya nos iban a “poner”.

El libro aun lo conservo, y viene a cuenta pues, encontramos personas, que nos marcan y dan pautas, para nuevas y estimulantes situaciones, algunas non gratas, pero todas forman parte de ese mosaico de emociones que es la vida, concluyendo que nada pasa por casualidad, en el tiempo está la sabiduría, no obstante algunos nunca aprendemos y seguimos tropezando con la misma piedra, queriendo y confiando que el mundo y las personas, lo cuales, según mi entender,  merecen una gota de confianza a pesar de lo mal que la vida los trata. 

Y que siempre hay una rendija  donde puede colarse el valor de la amistad, solidaridad o lealtad.

Uno puede ejercer el papel de rival, lástima, amistad, incluso indiferencia, el caso es que somos el producto de nuestras experiencias, pero aquellas que nos marcan y que nos inducen a ser mejores seres humanos en el día a día, hay tanto que hace
r y aprender.

PASARON 30-40 AÑOS...
Nombé, fíjense que en  una de las últimas zumbas, tuve que vender y casi “libriado”, ES DECIR A PRECIO DE LOCOS,  una cantidad de libros, para saciar las constantes resacas o gomas que produce, estar hermanado con el Dios Dionisius o Baco y acompañado con todas las consortes y demás fantasmas que produce el DELIRIUMS TREMES. Y  así terminó la historia de la grámatica que le había comprado a CARTAGENA.


Sin embargo hace como tres años en mis continuas y constantes visitas a las ventas de los libros usados pude encontrar de nuevo mi libro de Lengua y Literatura española, en un prodigio digno de Ripley, así que nos volvimos a encontrar y recorrer de nuevo sus paginas, incluso con mi nombre y el grado.
Y colorín colorado esta paja se ha terminado.


jueves, 8 de marzo de 2018

BALANCE -ACTIVOS- PASIVOS Y CAPITAL



 ACTIVOS 
hay una organización territorial muy bien definida distritos, territorios, grupos departamentales, comités de base - por el momento desmotivada - pero allí está, conformada por personas sensatas, conscientes, disciplinadas, atentas al llamado.

En el plano territorial se ha trabajado arduamente  para permear  la conciencia colectiva muchos alcaldes y funcionarios locales  son identificados como líderes comunales  todavía con prestigio  y seguidos de conductas decorosas y honradas.

Hay también un marco conceptual ideológico coherente que recoge el sentir de las mayorías, qué expresa un mundo en donde impere la justicia, que prioriza la educación la salud y el bienestar.

También queda  un legado histórico de Héroes y mártires de personas que sacrificaron su vida sus grandes anhelos por construir una patria digna, un marco histórico, lleno de ejemplos de heroísmo sacrificio valor.

La guerra civil hizo que hubiera mucho valor, Ingenio, mucha inteligencia, mucha sabiduría para trabajar y optimizar recursos escasos, enfrentando tanto una fuerza local bien apertrechada y el apoyo logístico de la primera potencia mundial.

En lo que se pudo a cargo del ejecutivo se han hecho  e impulsado acciones que beneficien a las grandes mayorías, pero, que han sido minimizadas y opacadas por los aparatos de propaganda  de los rivales políticos  la efectividad de las comunicaciones ha sido  mermada y poca efectiva.


PASIVO- DEUDAS. Se perdió el contacto con la ciudadanía, sobretodo las clases medias, las menos ideologizadas.

Muchos miembros y algunos importantes figuras, se llenaron de ambición, el oropel, el glamur, la Dolce Vita los hipnotizó, los idiotizó y perdieron el contacto primero con la realidad y segundo con el pueblo. Algunos miembros en calidad de funcionarios  hicieron uso de información confidencial  y Privada para hacer negocios que favorecían  directamente  sus bolsillos.

Al tomar El Ejecutivo muchas plazas públicas fueron llenadas con militantes que no tenían la capacidad para ejercer dicha función- pagando favores políticos-  lo que ha provocado caos e  ineficiencia y  corruptela en muchas áreas. El nepotismo sinvergüenza se hizo presente en muchas dependencias del estado.

El pragmatismo muy criticado en los primeros años de vida del instituto se fue haciendo la práctica cotidiana en los asuntos políticos que repercutía y tenían efectos en lo social y económico en el corto mediano y largo plazo.

Se adoptaron los métodos tradicionales y espurios para obtener beneficios electorales en coyunturas complejas dejando de lado los principios y valores revolucionarios que los sustentaban ideológicamente esto provocó retiros y fugas de elementos valiosos, dónde estos no estuvieron dispuestos aprestarse a juegos indecorosos.

La lucha por el poder y el control de las cosas del estado se hizo prioritaria sobre los procesos históricos que sustentaban su existencia. Se tuvo que prestar de figuras mediatizadas y populares - que no compartían principios y valores revolucionarios- para sustentar y acceder al ejecutivo,  la efectividad del mensaje real se deslució, con altísimos intereses, en donde la figura del instituto quedó muy maltrecha; esto desencadena una serie de acciones con tal de encubrir o disminuir la conducta de personajes muy reñidos con la moral y la  ética, dejando en entredicho la sinceridad y credibilidad de muchos voceros oficiales del instituto.

Los costos han sido altísimos y la depreciación del legado histórico ha sido diezmada.

Finalmente el capital humano otrora digno luchador y ejemplo de la militancia se ha envejecido su discurso no es armonioso con la realidad del país han quedado detenido en el tiempo, con palabras vacías y en conductas erráticas traducido en decisiones muy cuestionables no ha habido renovación de cuadros no ha habido actualización de discurso no habido una visión de largo plazo para beneficiar al pueblo. 

CAPITAL : No obstante El capital el legado, la historia es un tesoro valioso y apetecible para sostener y financiar cualquiera aventura política para sostener un mesianismo pasajero y sueño de poder de algunos personajes. Este capital está forjado en el sacrificio de miles de personas honestas, este capital tiene que ser cuidado y protegido tiene que colocarse de nuevo en manos del pueblo.

El Instituto necesita una reingeniería total renovación de cuadros en la dirigencia revitalización de los principios revolucionarios acordes a las realidades de la nación de la región y del mundo, regresar a las bases, retroalimentar el ideario político, escuchar al pueblo sediento de justicia. 
Amèn.





miércoles, 31 de enero de 2018

Y ENTONCES LLEGARON ELLOS…


La tarde estaba luminosa, el calor sofocante, habíamos estado entrenando, algunas jugadas no las podíamos ejecutar, pues, el tipo de juego nuestro era más emotivo, más de garra, desorganizado, nuestro entrenador, MEMO EL PINGÜINO, nos  aplicaba el respectivo chicharrón, “las parrillas”, el marcaje, rompimientos, etc. 

Además nos alentaba a hacer algunas jugadas pre concebidas, en fin, la segunda del equipo ASES, tomaba como referente a la primera categoría, - legado de grandes hazañas deportivas- donde estaban los buenos y las leyendas. Lo conformábamos jóvenes estusiastas, viciosos del juego de basket y que merodeabamos por el parque, por el CINELANDIA, por la calle Celis, etc. etc.  

El entreno había estado extenuante, pero nos animaba que en el torneo dela ciudad de Mejicanos íbamos invictos, faltando poco para terminar. Solo faltaba jugar con el equipo LOS TUPAMAROS, que eran los locales y los mejores. 

Algunos nos habíamos quedado alrededor de la cancha, pues el parque se consideraba nuestra casa y lo único que no hacíamos en él era dormir, haciendo el tiempo para después continuar con nuestro pasatiempo cotidiano, el mascón, ya sea de parejas, tríos o si se podía la LARGA. mejor todavía.

Unos cipotes (DE LOS CHIQUITOS) jugaban en el aro sur y se oían sus gritos hasta donde estábamos, que era en las bancas alrededor de la entonces fuente, con el cipote chulón parando el pito, algunos les vociferaban los apodos  y bromas gritando.

Luego, aparecieron por las gradas altas del parque enfrente de la Farmacia Salamanca, venían con una pelota de básquet, la traía un muchacho delgado en extremo, seguido por un grandulón en donde le sobresalía una gran cabeza con peinado afro y luego un joven pequeño pero con pelo largo y pegado a un gran bigote, todos vestidos estrafalariamente como los hippies,  (pantalón acampanado, camisas de colores brillantes y pelo largo) hippies, en la versión guanaca.

Sin tardar se apoderaron del aro norte y empezaron a hacer maniobras y piruetas con la pelota, enfocándose más en las bromas y piquetes que en lanzar la bola a la cesta y anotar.

Después se supo que el muchacho delgado era Juan apodado EL LARGARTO, el grande era Antonio Avilés, llamado ROLO y el bigotudo era Luis Alonso, llamado por su apodo familiar “BIGOTE”,  los cuales vivián sobre la 11 calle o sobre el final de la 12 avenida, a pesar de la cercanía era muy poco frecuente que llegaran al parque, pues ellos tenían otros espacios y otros entretenimiento, tenían equipo federado de fútbol y sobretodo gustaban permanecer en  las esquinas del barrio donde se pasaban disfrutando del ambiente horas tras horas, noche tras noche, días tras días. Siempre contando las pasadas, era muy frecuente permanecer alrededor de algun personaje, escuchando las aventuras y desventuras. Mamalola, chobeta, el chele tana, eran insutituibles. 


   Eran unos Loquillos, risa tras risa, el más BAYUNCO era Juan, pues parecía disfrutar de cada pirueta, movía la cabeza como los tenquereches, Luis le seguía las bromas con unas carcajadas sonoras sacadas de su pequeña panza y Rolo se limitaba a ver si anotaba con cada intento de encestamiento, su voz era como de niño, casi siempre quejándose. 

Todos parecían muy divertidos, los que los mirábamos, nos quedamos clavados, viéndolos, pues pensaba que estaban tomando a broma algo tan serio como un mascón. Sobretodo que acabábamos de terminar un estreno.

No dejaban de hacer Cabriolas y reírse de todos los mates y ademanes que hacían con la pelota, CAGADOS DE RISA.

Sus maniobras eran chistosas, imitando a los GLOBESTROTERS ese equipo de leyenda famoso por sus malabares con la pelota en la cancha.

Estuvieron un buen rato, y al final como llegaron se fueron, después de saludar a los que estábamos sentados en las bancas, que no salíamos del asombro, pues todos éramos conocidos y nos intercruzabamos en otras actividades y jodarrias.
Investigaciones posteriores, han descubierto que esa tarde los tres susodichos, se habían fumado media lata de la mota, verde limón, traída directamente de las montañas  de Guatemala. 

Rolo, (QEPD) con el tiempo se fue integrando a la majada y pudo finalmente desarrollar un juego, poco vistoso, efectivo en la defensa, la personalidad belicosa, le acarreó más de alguna pelea, de las cuales en la mayoría salió ganador, de hecho se fue convirtiendo en el referente del juego de choque y rudo, llamándolo con el apodo de “EL TOSCO”, por el que fue conocido en el parque, por todos los cipotes y mayores.

El bigotes, se integró al juego de los jóvenes, manteniendo la actitud divertida y formal, le terminaron llamando “EL VIEJO”,  no despuntó como buen forward, pero siempre fue incluido en los partidos, llegando a disfrutar de los mascones y los tiros de a cinco.

Juan Lagarto, fue un buen jugador de fútbol, no se involucró en los equipos tradicionales de basket del parque y sus llegadas fueron esporádicas, casi siempre con amigos del final de la 12 avenida, llamada LA PUNTA DEL ESTE, reconocido lugar donde se compartían además de la mota, todo tipo de aventuras y anécdotas.

En una de esas aventuras, los muchachos de la PUNTA DEL ESTE, organizaron un equipo de basket para ir a jugar a LA PALMA, CHALATENANGO, para las fiestas patronales de 1977, -Lito, Felo y Mario Contreras tenían parientes en dicho poblado.

El partido entre los jóvenes de San Salvador - entre los cuales sobresalia NINO CEBOLLA, el chino milton y otros refuerzos, además de los jóvenes de la PUNTA, incluidos Lagarto , Rolo y Bigote y los oriundos del pueblo era parte importante de las fiestas. De alguna manera se consiguió un pick up, apretados pero entusiasmados nos trasladamos al pueblo. Fuimos recibidos por el Comité organizador y después del protocolo, empezó el partido. 

El partido muy parejo, pues los locales eran muy buenos, y los visitantes no habíamos nunca entrenado juntos, más ibamos por la divierta y sed de aventura, LA PALMA, era en ese tiempo bien lejos. 

Faltando segundos, anotamos por un error de la defensa contraria, pero el arbitró habia pitado segundos antes, lo cual dió lugar a un pleito entre los jugadores, con esa canasta los visitantes, es decir nosotros, ganábamos por un punto. Finalmente se acepto el pito del arbitro y los locales ganaron. 

Luego fuimos invitados al baile oficial de las fiestas en donde estaba de moda la canción DANCING QUEEN, DE ABBA. .......... 


Cada uno de nosotros somos una bolsa de anécdotas y aventuras, cada acto fue quedando impreganada en la historia del parque Centenario, las cuales se  van haciendo  leyenda conforme pasa el tiempo, las generaciones posteriores pueden gozar de estos relatos reales e imaginar ese mundo tan mágico, tan divertido, a pesar que nos inundaba la pobreza y las limitaciones materiales e intelectuales.

miércoles, 29 de noviembre de 2017

MENSAJE ANTES QUE SEA TARDE


Si Ud. es de los que los 31's  se pasa de copas, hace relajo, ofendió a la familia, arruinó la cena, salió a comprar más guaro, se estuvo besando con el compadre, finalmente se mió o cagó en los pantalones. 

Y además si Ud. es uno de los que no se acuerda de lo que hace o lo recuerda obscurito, o por pedazos, que solo recuerda algunas cosas y que amaneció sin acordarse como llegó a la cama.- SE LE VA EL CASSETE

Y si Ud. cuando va al súper a comprar la cerveza o el tapis y el vino para las mujeres y cipotes,  piensa  que solo se va a echar un par de vergazos, o unas cuatro cerbatanas, y que a pesar que le dicen que no lleve mucho porque se pone mal, pero Ud. piensa que por ser las fiestas navideñas o el 31 la va a agarrar al suave y que la pasaráa bien hasta esperar las doce, en el convivio  de la cena familiar y con el respectivo abrazo familiar.

Y si Ud. cuando empezó a chupar, algo le cambió en su mente y le dieron ganas de seguir bebiendo aun cuando ya estaba tecolotón, manudo, carón, cachudo, y a pesar que su mujer o su mamá le decían que se calmara, no hizo caso, y después le quiso pegar a su esposa y los niños estuvieron afligidos y llorando porque Ud. se puso violento.

Y si Ud. después de las doce estuvo con el aparato a todo volumen, ultrajando a los vecinos, diciendo que Ud. era el más vergón de todos y hasta inventando infidelidades de sus vecinas, gritando obscenidades.

Y si Ud. no estuvo cuidando a los bichos que reventaran cuetes, pues estaba dándose los tragos con la cherada del pasaje o con el compadre que es más bolo que el guaro, pero que no se pasa.

Y si Ud. es de los que se quitó  la goma el 1 de enero a pesar que su familiares le dijeron más o menos lo que había hecho la noche anterior, y ante la goma moral, mejor se volvió a poner a verga.

Déjeme decirle que Ud. no es culpable de esa conducta obsesiva con la bebida, Ud. padece de una enfermedad que se llama ALCOHOLISMO, la cual es incurable, progresiva y de fatales consecuencias.

Esta enfermedad se manifiesta en tres aspectos, físico, mental y emocional, en lo físico se presenta como una alergia al alcohol, se embola, el cuerpo le pide siempre más, pierde el control, no le importa la familia, el trabajo, etc. 

Ud. quiere seguir ingiriendo. 

Mentalmente se presenta como una obsesión por seguir bebiendo hasta que se emborracha, se clava, emocionalmente  el consumo del alcohol en su caso, le da un alivio temporal se siente cachimbón, con los primeros tragos, pero después, rompe toda su escala de valores, se vuelve ofensivo, patán, chabacán, vulgar, sucio, como que le entrara el demonio y de allí viene el arrepentimiento hasta la próxima borrachera.

Busque ayuda, pues esta enfermedad además de incurable es mortal, destruye todo,  familia, trabajo, hasta su vida.

Alcohólicos Anónimos es una opción, es decir, es la mejor opción, miles han sido rescatados de las garras del alcoholismo a través de su método, la enfermedad ha sido controlada, se aspira a llevar una vida con normalidad y además una vida feliz  y útil, (con propósito).


Seguramente cerca de su casa o su colonia, ha de haber algún grupo de AA,  acérquese y sin pena llegue y vaya a ver como es la onda.

.



sábado, 23 de septiembre de 2017

ESTOS QUE SE COMERÁN LOS GUSANOS


Y te vi con tus calcetas blancas, caminando de prisa cruzando el parque
Y te vi con tu uniforme impecable y el pelo colgando sobre los hombros
Y te vi sonriente al sol cargando los cuadernos, riendo con tus amigas
Y te ví en clase de educación física haciendo ejercicio en el parque
Y te vi, platicando con aquel joven delgado y peli largo
Y te vi, los sábados, en los bailes de local del sindicato
Y te vi, sonreír y disfrutar en cada sombra, y bajo cada árbol del parque
Y te vi de la mano, persiguiendo los sueños adolecentes
Y te vi llorar, gritar y correr detrás del joven delgado y peli  largo
Y te vi, caminando de prisa , cubriendo  tu pancita, y vistiendo las esperanzas
Y te vi, correr, tras las marcas de la pobreza , las limitaciones y el desamor
Y te ví, pálida y delgada, cargando tu pecado de amor
Y te vi en el parque paseando en coche a tu bebé
Y te vi, uniformada, saliendo por las mañanas a tu trabajo
Y te ví, sonriente y satisfecha los días de pago
Y te ví en la tienda, chiniando tu bebe y haciendo tus comprados
Y te ví llegar al barrio de pasajera de una moto
Y te ví llegar en la moto en altas horas de la noche
Y te vi salir en la moto los fines de semana
Y te vi con el piloto de la moto amanecer en tu casa
Y te vi junto a él, y tu niña paseando en el parque
Y te ví en el mercado comprando para tu hijita
Y te vi con el piloto en la pupuseria, sonriente y contenta
Y te vi en la moto cargando tu  pancita aprisa para el trabajo
Y te vi embarazada jugar en el parque los domingos con tu niña
Y te vi en el bus con tu embarazo aprisa para el trabajo
Y te vi en la ambulancia viajando para tu parto
Y te vi regresar con tu maletita bajo el brazo

Y te vi correr a la clínica del barrio con el niño
Y te vi salir uniformada a prisa para el trabajo
Y te vi regresar por la noche en un carro rojo
Y te vi regresar por la noche en un carro azul
Y te vi regresar por la noche en un carro gris
Y te vi bien arreglada y maquillada salir por las noches
y te vi  parada en la esquina del barrio 
 Y te vi abordar un carro y regresar a la esquina
Y  te vi por la noche paseando por la cuadra
Y te vi  acompañar a un hombre a la pensión
Y te vi en el mercado comprando para tus hijos
Y te ví pasear por el parque de la mano con el mecánico del barrio
Y te ví en las bancas del parque acariciando sus canas
Y te ví chistando  y sonriente con el señor mecánico
Y te ví en el mercado comprando para tus hijos
Y te vi con delantal, atareada, regañona y autoritaria
Y te vi, llevando el almuerzo al taller de tu pareja
Y te vi llevando los niños a la escuela
Y te vi, discutiendo con aquel hombre delgado y peli largo
Y te vi correr y te vi llorar y te vi suplicarle
Y te vi salir a pasear con tu familia los fines de semana
Y te vi abrazar a tu pareja, llena de gozo y felicidad
Y te vi  en el parque compartir mango pelado y minutas con tus hijos
y te vi salir llorando de la pensión del barrio
y te vi caminar cabizbaja y sin rumbo  por las aceras del parque
Y te vi, llevando el almuerzo al taller de tu pareja
Y te vi salir contenta de la pensión del barrio
Y te vi en el parque discutiendo con el hombre delgado y peli largo
Y te vi regresar de la playa con tus hijos y el señor mecánico
Y te vi caminar desesperada por el  barrio
Y te vi entrar a la iglesia y salir compungida y triste….
Y te vi en los arriates del parque
Y te vi desangrada
y te vi muerta

Y te vi  en paz. 

miércoles, 30 de agosto de 2017

El cine francés de los 70.


Creo que ha sido un privilegio inmerecido, haberme criado cerca del Parque Centenario y  todavía más inmerecido que el mesón San Jorge (mi casa), estaba enfrente del CINELANDIA.

Esas condiciones, ha provocado que mi vida madura se recree constantemente en los acontecimientos y las circunstancias vividas durante mi niñez y adolescencia, pues  la vida en medio de esos ambientes, todo el tiempo era interesante, rica, emocionante y muchas, muchas veces mágicas. 
“bajaban los dioses a jugar y joder con los cipotes”.

 Así cada uno de nosotros (puro parque centenario) enarbolamos un aura especial en donde nos desenvolvamos, tenemos esa cualidad o locura que nos hace únicos, especiales.

Cruz que tenemos que cargar aun a costa de las buenas costumbres, pues el espíritu indomable, jodión, sincero, franco y abierto, lo llevamos hasta el tuétano de los huesos.   

Acaba de morir una actriz francesa muy reconocida por ser la pareja de muchos films del actor Alain Delon, reconocida figura cinematográfica.

Dicha pareja era icónica, él estilizado, guapo, con su perfil  bien delineado, con un estilo despojado, desinteresado, el modelo de hombre del barrio, con suerte para los culos, bueno para los balazos, de él ví una o dos pelis, casi siempre de argumento algo pobre, pero si filmes de calidad y llenos de emociones, además siempre acompañado de buenas hembras, las cuales denotaban personalidad y carácter fuerte además de la belleza plástica.   
Muere Mireille Darc, la actriz icono del cine francés de los años 60 y 70
Pareja durante 15 años de Alain Delon, fue un símbolo sexual durante años en el país vecino. (nota de España)

Ella delgadita, bonita, una pareja alegre, fumadores… que los cipotes recreábamos en nuestra mente. La novia que todos soñamos en aquellas épocas, alegre, desenfadada y sobre todo muy intensa.

Y es que vivir frente al cinelandia, sobre la 10 avenida norte a una cuadra del parque, de veras, era una gran bendición. Nos deleitábamos con la vida del cine, desde la preparación de la cartelera, la pegada con engrudo de los poster, las ventas en taquilla y los personajes especiales que partían los tiquetes a la entrada. 
Además las salidas por el pasaje Vilanova siempre era un desfile interesante de personas y personajes ilustres.

Muchos amigos, hacían sus centavos cuidando los carros que llegaban a las funciones del cine, se cobraba entre 5 y 10 centavos, cuando les daban una peseta, había fiesta.

Los domingos de matiné eran  casi obligación su asistencia, costaba 30 centavos de colón.  
En esa sala, que era realmente pequeña, nos deleitamos viendo todo tipo de película, desde las infantiles hasta las prohibidas, pasando por las de aventura, acción, miedo, terror y las musicales.

La entrada tenía un cierto desnivel hacia arriba, al centro lo adornaba una lámpara de cristal tipo corona, que giraba, a la derecha la venta de dulces y al fondo a la izquierda la taquilla, frente a la taquilla, la entrada con unas cortinas de terciopelo, allí entraban las personas y se podía ver la pantalla y oír los sonidos de la película cuando ya había empezado.

Mi afición por el cine francés, a pesar de las limitaciones presupuestarias, (pobreza) siempre alcanzaba para ver algún film en el Cinelandia, o  Darío, Caribe, Apolo, que eran los cines que exhibían cine europeo.

Así en los 73, 74, 75, y 76, visitábamos con Carlos las salas para disfrutar cine de corte europeo, sus diálogos en su idioma, sus costumbres. A mí siempre me parecieron bien humanos, bien de nosotros, la belleza femenina bien natural, accesible, nada de postizos. Los roles eran bien humanos, problemáticas naturales, de la época, todas las tramas bien interesante, bonitas, que se disfrutaban del principio a fin. Los artistas varones, bien narizones, con sus diálogos armoniosos, llenos de emociones, para nosotros novedosas, fumadores, grandes amantes. Uno se reflejaba en esos roles. 

Así pude ver a la Denueve, en Bella de Día un film de Buñuel, ja ja ja, me estoy acordando de la peli. ”Bellas de noche”, con Lyn Mai y Olga Brisken, “las ficheras”, jaja ja. Nada que ver. Tambien la ví amontonándose con Belmondo. Una diosa, mujer bellísima.

De Buñuel también vimos “El fantasma de la libertad”, con su irreverente escena de las familias cagando y escondiéndose para ir a comer, mesaje subrealista como toda la obra de Buñuel.

La via Láctea, una película atrevida y bastante alocada, blasfema se podría decir, pués presenta a un Jesús bien humano.  

Otro director fantástico Leoluch, con la peli. Un hombre y una mujer, (Trintignant y Anouk Ammie) ) ,la historia de amor de dos divorciados, cada uno con un hijo, con un tema musical maravilloso. (de principio a fin todos fumando).   Vivir por vivir, con Candice Bergen, una diosa de belleza, lindísima, haciendo el papel de amante de un hombre casado (Yves Montand). También el tema se hizo famoso.

Toda una vida, una peli de casi 2 horas, quizás más. Una pareja que sin saber uno del otro andan en los mismos lugares, esa película muestra la muerte supuesta de los Romanov y el tema principal, en realidad es maravillosa.  Con el cantante que también actúa Gilbert Bécaud : Et maintenant 
Y ahora, ¿qué voy a hacer?
De todo este tiempo que será mi vida
De todas las personas que me insinúan
Ahora que te has ido

Linda canción y la película un poco larga pero muy entretenida.

Como olvidar a Romy schneider, una mujer de origen alemán lindísima, famosa por la película Sisi, que interpreta a una princesa. Yo la vi en la película “EL TREN” con Jean Louis Trintignant, una de las mejores que he visto. Hay una escena de los más erótica, sin llegar al porno. Lástima Romy tuvo una muerte trágica.

De allí vimos a la reconocida y bella Charlotte Rampling junto con Sean Conery en la peli ZARDOZ, una ciencia ficción, bueno de esas vimos varias empezando con “Cuando el destino nos alcanze”, con Charlton Heston y Edwar G. Robinoson y Fuga en el siglo XXIII, con Michel York (aunque estas no son francesas).

Con Charlotte Rampling y Dick Bogarde vimos PORTERO DE NOCHE, una peli italiana, realmente atrevida, muestra una relación sadomaso entre un ex oficial nazi y una artista musical que había estado jalada en un campo de concentración.


También me gustó mucho la actriz  Geneviève Bujold, la ví en  Otro hombre, otra mujer (1977, junto a James Caan, en un filme de Claude Lelouch, una peli muy bonita, que se lleva a cabo en el antiguo oeste.


Y finalmente la película erótica por excelencia, como digo yo cuando me preguntan, (si viste esa ya las vistes todas) , HiSTORIA DE O.

El último tango en parís, con Marlon Brando, es una peli mala, pero con un argumento estremecedor, además adornada y famosa por la escena de la barra de mantequilla donde pasa a diesel a la jovencita Maria Snieder, dicen las noticias que la escena no fue fingida.  
Excelente tema musical.




En fin, Dios en gloria tenga a la fallecida actriz francesa, modelo de novia de los 70, ese cine que presentaba historias reales con personajes reales y  comunes y películas con fondos musicales maravillosos.  

jueves, 17 de agosto de 2017

San Miguel, ENERO 1971


El clima ERA y es de lo más terrible, San Miguel, llamada por algún baboso, “La Perla de Oriente”,  se caracteriza por sus altas temperaturas.  El sol aparece al oriente bien temprano y el muy laborioso se esconde casi siempre después de las seis de tarde.

La ciudad era  ( aún hoy)  muy bonita, sus estrechas calles, todavían separan casas de adobe, (tierra con maleza seca), y sus puertas de madera, redondeadas son lo más hermoso de la ciudad, casas con grandes patios, llamados "huatales", con su frescura compensan el clima caliente de la calle.

Estas críticas a San Miguel, aún hoy, no son bien vistas, por la comunidad de garrobos, iguanas y lagartijas, descendientes de los dinosaurios,  que por su sangre fría, disfrutan del hermano sol, el Helios ardiente que con su calidez impregna la  arenosa y arcillosa superficie del terreno migueleño,, brindando a estos reptiles el calor que tanto necesitan.


En aquella  época los años 70, era muy frecuente encontrarse con algún garrobo en la calle, a la orilla de las quebradas, incluso en los techos de algunas casas de todo el pueblo.  Así tambien, varias especies de lagartijas eran como los vecinos permanentes  y cotidianos de cualquier casa migueleña.

La vida normal y castrense en la Tercera Brigada de Infantería era sacudida  cada cuatro meses, porque aparecían unos especímenes de humanos, de lo más extraordinario y simpáticos, unos descalzos, otros con ropas desgarradas,  descamisados, otros encaitados, despeinados, algunos con las marcas de los lazos con los que los capturaban, todos, todos, jóvenes, algunos citados por los comandantes locales del departamento cuando cumplían los 18 años, otros cazados y amarrados como animales y los más pendejos presentados voluntariamente por algún desprecio amoroso, sed de aventuras y los más mas pendejos por gusto, y los pendejos expertos se presentaban porque habían interiorizados la canción de Daniel Santos “vengo a decirle a dios a los muchachos, porque pronto me voy para la guerra” y los pendejos nivel dios, los que se presentaban inspirados en la canción que cantaba Luis López y los supersónicos “era un muchacho como yo quería se bitle o roling ston y que lo “llaman al Vietnam  y debe ir allá…, ratatata, tata, ratatata.”

Todos ellos eran presentados y exhibidos en el patio general de la Brigada para prestar el servicio militar (en aquella época) obligatorio, que duraría 18 meses y en el cual iban a aprender, participar y sufrir los detalles de la vida militar, hasta convertirlos en ciudadanos dispuestos a defender su patria “AUN A COSTA DE SU VIDA”.

Es obvio y lógico pensar que este contingente y al ser la zona oriental del país de aquel tiempo eminentemente agrícola, atrasada y aislada de la metrópoli, todos o la mayoría de estos muchachos eran campesinos, muchos analfabetos y poco disciplinados y en asuntos militares completamente ignorantes.

No dejaba de ser divertido ver ese arcoíris de jóvenes, de todos colores y sabores. Desde el negro color azabache, producto de mezclas de afro descendientes con indios o con blancos, unos como flautas de largos, así como los gordos mantecosos, otros enanitos, hasta los blancos rubios, ojos verdes generalmente originarios del norte de departamento de San Miguel y Morazán, algunos asustados, tímidos, otros llorando y con cara de aflicción, pues ninguno sabía lo que les espera,l la separación forzada de su entorno y ambiente presagiaba y provocaba temores infundados y reales. .

Los más antiguos, es decir los soldados y demás tropa, se deleitaban con la idea que pronto se desquitarían los sufrimientos y penurias que ellos mismos habían padecido cuando llegaron tiempo atrás. La antigüedad constituye el pilar de la disciplina en el ejército, además del grado militar. En los cuarteles de esa época, la antigüedad se llevaba a extremos risibles y simpáticos, por ejemplo, si el recluta había entrado un minuto antes que otro semejante, éste le imponía órdenes al segundo, y así consecuentemente.

A los reclutas se les sometía a todo tipo de castigos, algunos humillantes a fin de cercenar todo dejo de personalidad, egocentrismo y toda clase de individualismo y suplantar en su personalidad la disciplina rigurosa de la vida militar, en donde el individuo es tratado como cosa, parte de una maquinaria militar.

Estos países atrasados y sub desarrollados enmarcan de manera salvaje estas costumbres ancestrales de los ejércitos, aplicando mucha violencia y humillaciones.

Unos actos muy poco protocolarios y formales, determinaban a que unidad militar dentro del batallón iban a ser ubicados, los instructores oficiales y clases, preguntaban a los más de 150  jóvenes acerca de los niveles de escolaridad, observando su contextura física, altura, capacidad de aguante físico, etc. Y los iban apartando pues de allí en adelante su nueva casa, jefes, amigos y compañeros de alegrías y penurias iban a ser los que compartían su unidad, en este caso su compañía militar. Una especie de selección Darwiniana rústica, pero muy efectiva.

Así, los más estudiados y aparentemente abusados (listos) después de ese somero y rápido examen pasaban a la compañía de Armas de apoyo- en el entendido que necesitarían algún conocimiento matemático para manejar los morteros de artillería 120Mm. , en ese orden luego a la tercera compañía de fusileros o infantería, los siguientes a la primera y luego a la segunda. Los que aparentaban menos inteligencia o habilidades eran ubicados en la compañía de mando y servicios, los cuales después del rigoroso, cruel y sufrido curso de reclutas pasarían a ocupar las plazas administrativas, que se limitaban a ayudantes de cocina, corraleros, casineros (ayudantes en el casino de oficiales), meseros del mismo, etc.  

Donde con suerte terminarían su servicio militar bien “maiciados”, pues esas labores permiten comer y descansar abundantemente.

Algunos de los jóvenes que no resistían el riguroso curso de instrucción de reclutas, el cual era verdaderamente agotador, es decir aquellos que se quedaban en los ejercicios  cansados al máximo, al borde del colapso, eran trasladados a la compañía de mando, donde terminaban su servicio cómodamente.

 La vida militar de esa época era muy dura, se había heredado parte de la tradición prusiana a través de instructores chilenos y estaba ya bastante influenciada por la filosofía del ejército gringo, que por esos tiempos libraba sus batallas en el sudeste asiático, peleando contra el vietcong , en una guerra no convencional, pues la guerra de guerrillas, requiere de otras tácticas y estrategias castrenses;  adicionalmente el ejército nacional había experimentado recientemente una restructuración a partir del conflicto con la hermana República de Hondura en la mal llamada “guerra del fútbol”.

Había o estaba pasando de un grupo de chafarotes holgazanes a un ejército más organizado y  profesional.  Es obvio que la historia todavía no se escribía.

El Salvador había  desechado los antiguos fusiles Máuser, Checo y Garant y ahora se usaba el fusil G3 de origen alemán, cal. 7.62 x 51 NATO, era el arma de equipo de la infantería, con tiro efectivo de 400 metros, tiro a ráfaga o tiro a tiro, una verdadera joya militar. 
Es lógico pensar, que esa maravilla de arma, aplicaba perfectamente para personas con tallas promedio como la Alemana y que en nuestro terruño, reconocido por la baja estatura y desnutrición ancestral de sus habitantes, dicho almatroste resultaba en una tortura su portación, manejo, disparo, etc.  

No obstante, resultó muy efectiva y definitiva para el conflicto contra Honduras e iba resultar muy conveniente para “cachimbiar estudiantes”, en manos de la Benemérita Guardia Nacional.  

Continuará…………..



Resultado de imagen para fusil g3
AQUEL CHELITO CAREVIEJITA