martes, 24 de julio de 2018

Los vitales usurpadores





Él compró un momento de amor

Ella quería dinero

Él quería carne caliente
Ella vendía su cuerpo callejero

Se unieron en un vacio, sin rumbo,  y sin sentido

Después se alejaban, uno satisfecho otra con monedas
Fueron llenado sus existencias de  vacíos e intranscendentes momentos

Cada vez que se juntaban, ocupaban  con vacío sus energías

Y el cubo lácteo de sus vidas se fue colmando de  vacíos

Las siluetas y acrobacias pusieron nuevos figuras en los espejos motelinos

Los olores clorhídricos llenaron sus pulmones pujido a pujido

Los ríos contaminados de sus vidas, fueron poco a poco encontrando manantiales Frescos y rebosantes
  
Se Convirtieron en profesionales de contar las vueltas del papel higiénico


El jabón chiquito  perfumó sus pieles cansadas

Moral y decencia como viejas solteronas
aparecieron litigantes, sembrando de sentencias  los deseos

los calzoncillos al revés
Las oraciones en plena doce de la noche en una cruz calle
Las consultas del hermano pedro en izalco

Cayeron diezmados y fulminados cual Hiroshima después del bombazo

Ella compro  a pagos un  chifonier y un juego de comedor
Se inscribió a sky net para ver a la doctora polo

El se acabó los garrobos migueleños

 Así de vacío en vacío llenaron una montaña
expectante de ilusiones y rebozando  sus vidas miserables

ambos fueron proveedores de tan desatinado desafío….

Ser en el otro

No hay comentarios: